General

Costo del tratamiento con yodo radiactivo para gatos

Costo del tratamiento con yodo radiactivo para gatos

Costo del tratamiento con yodo radiactivo para gatos al menos $ 14 millones al año en los Estados Unidos. La terapia se usa para tratar el hipertiroidismo, una condición en la que la glándula tiroides produce demasiada hormona tiroidea. El costo del yodo radiactivo puede aumentar rápidamente, especialmente si la tiroides de su gato se vuelve hipertiroidea dentro de un año después del tratamiento.

Cuando su gato comience a sentirse enfermo, llame a su veterinario. Un simple examen físico generalmente revelará el problema. Si la condición de su gato parece grave, llame a su veterinario de inmediato para analizar las posibles opciones de tratamiento.

El hipertiroidismo no es lo mismo que la tiroides hiperactiva "exagerada", ya que puede empeorar mucho si no se trata. Para la mayoría de los gatos, se tratará eficazmente con una píldora de hormona tiroidea oral, y es la píldora por la que pagará.

Tiroides

¿Qué es?

La glándula tiroides de su gato tiene solo unos pocos milímetros de largo, aproximadamente del tamaño de un guisante. La glándula controla la cantidad de hormona tiroidea que produce su gato. Si su gato tiene demasiada hormona tiroidea, causa una serie de afecciones: obesidad, falta de apetito, cambios de comportamiento y, a veces, pérdida de la hora. La glándula tiroides de su gato comienza a producir un exceso de hormona tiroidea en respuesta a cambios en la cantidad de hormona tiroidea en su sistema. Demasiada hormona tiroidea produce hipertiroidismo.

La glándula tiroides de un gato está formada por muchos folículos microscópicos. Cuando su gato es un gatito, estos folículos producen hormona tiroidea solo cuando el gato es joven. A medida que su gato envejece, las hormonas tiroideas se producen y secretan continuamente. Cuando su gato tiene un año, la glándula ha alcanzado su pico de producción.

La glándula tiroides de su gato comienza a producir hormona tiroidea adicional cuando la cantidad de hormona tiroidea en su cuerpo comienza a aumentar demasiado. En este punto, la glándula se vuelve hipersensible a los cambios en la hormona tiroidea.

Causas

La hormona tiroidea, también llamada tiroxina, es una hormona producida por la glándula tiroides. Cuando nace su gato, su glándula tiroides produce pequeñas cantidades de hormona tiroidea. Para cuando tenga ocho semanas de edad, sus niveles de hormona tiroidea estarán tan altos como lo estarán durante su vida. La glándula tiroides comienza a producir más hormona tiroidea cuando la cantidad de hormona tiroidea en el sistema de su gato comienza a aumentar demasiado.

Lo que necesitas saber

La glándula tiroides comienza a producir más hormona tiroidea cuando la cantidad de hormona tiroidea en el sistema de su gato comienza a aumentar demasiado. La hormona tiroidea controla muchos procesos diferentes en el cuerpo. Por ejemplo, la glándula tiroides produce otra hormona llamada triyodotironina. La hormona triyodotironina participa en el metabolismo de carbohidratos, proteínas, grasas y vitaminas. La hormona tiroidea también controla la actividad de los músculos, los nervios y el corazón. La glándula tiroides de su gato es sensible a pequeños cambios en la cantidad de hormona tiroidea en su sistema. El cuerpo de su gato comienza a producir hormona tiroidea adicional cuando la cantidad de hormona tiroidea en su cuerpo comienza a aumentar demasiado. Si aumenta la cantidad de hormona tiroidea en el sistema de su gato, entonces la glándula tiroides puede volverse hiperactiva. Una glándula tiroides hiperactiva hace que su gato se vuelva un poco más activo de lo que lo haría de otra manera.

Síntomas

Los síntomas de un problema de tiroides suelen ser sutiles. Si su gato padece una enfermedad de la tiroides, puede parecer un poco más activo de lo normal. También puede tener sed con más frecuencia, comer más de lo normal y comenzar a producir una “comida gourmet” de hrballs. Una hrball es una pequeña bola de hr que hace tu gato cuando come. Su gato también puede tener problemas para dormir.

Diagnóstico

Un veterinario comenzará haciéndole preguntas sobre el comportamiento de su gato y sobre el entorno de su gato. Su gato puede tener un problema de tiroides si comienza a perder el apetito y tiene más sed. Su gato también puede tener sobrepeso u obesidad. Una vez que su veterinario haya reunido mucha información sobre su gato, realizará varias pruebas para diagnosticar el problema.

Las pruebas que se pueden realizar incluyen:

Prueba de hormona tiroidea. Su gato puede controlar sus niveles de hormona tiroidea midiendo la cantidad de hormonas tiroideas en su sangre. Si los niveles de hormona tiroidea de su gato son demasiado altos, es posible que la glándula tiroides esté causando el problema.

Diagnóstico por imagen. Su gato puede someterse a un diagnóstico por imágenes si su veterinario cree que la tiroides puede ser la causa del comportamiento de su gato. Este tipo de imágenes implica tomar radiografías del tórax de su gato. Se pueden tomar radiografías para ayudar a su veterinario a ver si hay algo que esté causando el problema. Esta imagen puede incluir a su gato tragando un tinte especial que mostrará dónde están los problemas en el cuerpo de su gato.

Análisis de sangre. También es posible que le realicen análisis de sangre a su gato para determinar qué le pasa a su cuerpo. Esta prueba implica extraer sangre para determinar si el hígado, los riñones y otros órganos de su gato funcionan correctamente.

Cirugía. Si no es posible determinar la causa exacta del problema de su gato, es posible que su gato necesite una cirugía para extirpar parte de su tiroides. Puede ser necesaria una cirugía para extirpar la glándula tiroides o la glándula tiroides se puede extirpar y reemplazar con material sintético. Este tipo de cirugía se conoce como tiroidectomía.

Los tratamientos que se pueden recetar para ayudar con la enfermedad de la tiroides de su gato incluyen:

Dieta. A veces se recomienda que se reduzcan los niveles de hormonas tiroideas de su gato para que sea más fácil para el gato regular sus niveles hormonales. La dieta de su gato puede cambiarse para contener menos comida. Además, la dieta puede cambiarse para contener alimentos con alto contenido de proteínas, lo que puede ayudar a regular la cantidad de hormona tiroidea que produce el cuerpo de su gato.

Suplementos dietéticos. Se pueden recomendar suplementos dietéticos, como thyroplex® y Thyromine®, para apoyar una función tiroidea normal en su gato. Estos productos se venden tanto en forma seca como líquida.

Vitaminas. Algunos gatos pueden beneficiarse de los suplementos vitamínicos. Su veterinario podrá decirle si las vitaminas son una buena opción para su gato.

Medicamentos. Si la glándula tiroides de su gato no produce suficientes hormonas tiroideas, su veterinario puede recomendar que su gato reciba medicamentos que ayuden a regular sus niveles de hormona tiroidea. Estos medicamentos se pueden administrar por vía oral o en una jeringa.

Tratamientos con hormona tiroidea. Si la glándula tiroides de su gato no produce suficientes hormonas tiroideas, su gato puede recibir un tratamiento especial que hace que su cuerpo produzca más de sus propias hormonas tiroideas. Estos tratamientos se denominan medicamentos tiroactivos, como Synthroid® y Levothyroxine®.

Prueba de hormonas. A veces, su gato necesitará que le midan los niveles hormonales para ver si un tratamiento